: Post

De eso no se habla

Vengo de ver ‘Spotlight’, la película nominada al Óscar que cuenta la historia del grupo investigativo de The Boston Globe que destapó el escándalo de los curas pedófilos en la ciudad. Sale uno nuevamente enamorado del periodismo, del que alguna vez se aburrió. Dan ganas de volverse a emplear en un medio y buscar historias, entrevistar gente, escribir crónicas, discutir en los consejos de redacción. De cambiar al mundo desde lo pequeño. Luego se acuerda de que esto es Colombia, de que los sueldos son malos; los horarios, largos, y de que a cualquiera lo matan por meterse con quien no debe. Somos el segundo país del continente con más periodistas muertos entre el 2000 y hoy: casi 150. Nos gana México.

Pero no solo por eso me conmovió la película. No es fácil decirlo, pero de mí abusaron cuando tenía 5 años y eso ha marcado mi vida. De entrada, es el origen de mi tartamudeo, y el tartamudeo no es otra cosa que miedo. A la gente, a la vida, a mí mismo. Queda roto quien es víctima de abuso. Desde pesadillas y depresión hasta consumo de drogas y deseos de suicidarse, pasando por un menú que incluye adicción o rechazo al sexo, desórdenes alimentarios, ansiedad e incapacidad de relacionarse. A mí no me ha ido tan mal, me tocó tartamudear y otro par de cositas. Eso, y la eterna angustia que no se va. El hueco en el estómago, la sensación de que algo está mal y no saber qué es. Con ese agujero, con el que dan ganas de llorar y salir corriendo, vive la mitad del mundo y lo ignora.

De eso no se habla, pero es más común que las monedas de cien. Una estadística dice que ocho de cada diez personas han sufrido algún tipo de abuso sexual. Es como si existiera un acuerdo tácito entre abusador, víctima y los que están alrededor. Al primero no le conviene que se sepa, el segundo carga con la culpa y la vergüenza, y los allegados prefieren no esculcar o manejar el tema con bajo perfil, a ver si el tiempo y el olvido hacen lo suyo. Pero casi nunca lo hacen.

Los niños de entre 10 y 14 años son los más apetecidos, el hecho ocurre muchas veces en la casa de la víctima –una especie de violación a domicilio–, y el abusador suele ser alguien cercano, un familiar o un amigo. Hay mucha gente rota jugando a estar bien, quizá por eso el mundo está hecho mierda. Aunque pretendemos que solo el coito hombre-mujer es aceptable, lo cierto es que el sexo nos encanta con todas sus parafilias. Hace poco sacaron un documental en el que 150 religiosos practicaban cibersexo, varios de ellos en el Vaticano; la Policía Nacional sonó por la red de prostitución llamada la ‘comunidad del anillo’; en las familias ‘bien’ hay tantos abusos como en los estratos bajos, y los colegios están llenos de juegos sexuales entre alumnos, pero en todos los casos es más importante posar para la foto que reconocer el problema. Cuando las cosas se venden como excesivamente pulcras y correctas, es porque algo anda mal.

El tartamudeo me resultó cómodo durante mucho tiempo. Y aunque me han atacado por no poder hablar de corrido, me gusta saber que no tienen mucho más de dónde agarrarse. Mientras los animales, las mujeres, los niños y las minorías étnicas tienen sus defensores, a nosotros (James Rodríguez y Juan Manuel Santos incluidos) nadie nos cobija. Aprovechen, antes de que agredirnos dé cárcel. Gaguear me sirvió para que por mí sintieran lástima y compasión, y así evadir responsabilidades, incluso para que mi madre dejara de pegarme, pero la verdad es que estoy cansado, ya no me sirve. Si en algún momento fue útil, ahora me frena. El niño tartamudeaba, yo seré un hombre el día que lo supere. Cada palabra que digo, cada cosa que hago, cada tuit, cada columna es un grito de auxilio, una nueva oportunidad de liberarme. Esta no es la excepción.

Fuente:

http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/de-eso-no-se-habla-adolfo-zableh-duran-columna-el-tiempo/16482512

83 % de abusos sexuales a hombres ocurrieron entre los 0 y 14 años

Aunque son menos casos frente a los que sufren las mujeres, la realidad de los hombres abusados en Colombia es preocupante, sobre todo porque la mayoría de los casos que se conocen son sufridos por los niños, según cifras del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

El debate sobre el abuso sexual a hombres, que por lo general es más silencioso y con un mayor nivel de subregistro, vuelve a ser visible luego de que el columnista de EL TIEMPO, Adolfo Zableh, denunciara haber sido víctima de este delito a los 5 años.

“Cada palabra que digo, cada cosa que hago, cada tuit, cada columna es un grito de auxilio, una nueva oportunidad de liberarme. Esta no es la excepción”, escribió Zableh en su conmovedora columna.

El informe Forensis 2014 confirma otra realidad escalofriante: al igual que sucede con las mujeres, los abusos y violaciones de las que son víctimas los hombres ocurren en el hogar y a manos de familiares o personas muy cercanas.

En total, en 2014, hubo 3.149 casos de abuso sexual a hombres frente a 17.966 cuyas víctimas fueron mujeres. Es decir, que por cada seis casos de mujeres abusadas, hay uno sufrido por un hombre.

Pero lo preocupante, en el caso del sexo masculino, es que el delito lo sufren, casi en su mayoría, los niños. El 83 % de los más de 3.000 casos hombres abusados fueron sufridos por niños de entre 0 y 14 años. Por departamentos, Meta es el que tienen la mayor tasa de hombres abusados en todo el país.

En ese departamento, que tiene 1’272.278 habitantes según las proyecciones del Dane para este año, 30 de cada 100.000 de sus habitantes hombres sufrieron abuso sexual.

Otro caso donde el fenómeno es preocupante es el departamento de Quindío, que tiene 568.473 habitantes. Allí, 25 de cada 100.000 hombres fueron víctimas de abuso

La edad en la que el columnista Zableh sufrió el abuso coincide, precisamente, con el rango en que se presentaron más casos en niños. El 39 % de los abusos a menores ocurrió entre los 5 y los 9 años, mientras que el 28 % lo sufrieron niños entre los 10 y los 14. El 17 % de los casos se presentó entre los 0 y 4 años.

En las mujeres, la tendencia es diferente. Los casos de abuso son mayores entre los 10 y los 14 años. Un 39 % de los más de 21.000 reportados ocurrieron en ese rango etario.

Los victimarios y los lugares

Al igual que sucede con las mujeres, los hombres son abusados por familiares o personas cercanas y en su propio hogar.

El 73 % de los hombres fueron abusados en su propia casa y en el 72 % de los casos el agresor pertenecía al núcleo familiar o era una persona muy cercana. En contraste, tan solo el 0,45 % de los casos fueron atribuidos a delincuencia común.

Sorprende que, en el caso de los hombres, el segundo sitio donde más se reportaron casos de abuso fue en las instituciones educativas. Allí se presentaron el 9 % de los abusos sufridos por hombres.

Fuente:

http://www.eltiempo.com/politica/justicia/cifras-de-abuso-sexual-a-hombres-en-colombia/16484385

 

La violencia sexual debe atenderse como una urgencia médica

Siempre que una víctima de violencia sexual llegue a una institución de salud, su caso debe ser tratado como una urgencia médica y recibir un manejo integral, que incluye no solo el diagnóstico, sino también pruebas y tratamientos dirigidos a evitarle infecciones de transmisión sexual, embarazos no deseados y, en caso de ser necesario, acceder al aborto.

Así lo estableció la Corte Constitucional con la sentencia C-754, que obliga a las entidades prestadoras de salud “a brindar todos los servicios necesarios para la recuperación física y mental de las víctimas de toda forma de violencia sexual, incluido el aborto, sin necesidad de denuncia, accediendo de manera inmediata, gratuita, confidencial, digna e integral”.

Con el fallo, expedido el pasado 10 de diciembre, también se vuelve obligatorio el cumplimiento de los protocolos de atención a estas víctimas.

Sigue leyendo en la fuente original

Fuente El tiempo.com

http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/violencia-sexual-debe-atenderse-como-una-urgencia-medica/16525177

 

 

Siete Amenazas que acechan a los niños a través de la red

Todo empezó con una petición de amistad en Facebook de un desconocido. Luego, largas horas de chateo, una creciente empatía, cada vez más confianza. Posteriormente vinieron las promesas de viajes, de compra de ropa e, incluso, de dinero. El victimario fue envolviendo pacientemente a su víctima, una niña de apenas 12 años, hasta que logró su objetivo: una cita. Y en ese primer encuentro, el sujeto abusó sexualmente de la menor de edad. No fue la única vez, pero la mamá de la joven tardó seis meses en darse cuenta de lo que sucedía.

El método de alias ‘Elmo’, hoy preso en La Modelo por abuso sexual de menor de 14 años, era simple. Desde su computador personal enviaba solicitudes de amistad a decenas de niñas. Y de las que aceptaban, escogía a sus posibles víctimas y comenzaba a ‘trabajarlas’: siempre varias a la vez. (También: Claves para prevenir que los niños caigan en los riesgos de Internet)

Sigue leyendo en la fuente original
Fuente El tiempo.com

http://www.eltiempo.com/tecnosfera/novedades-tecnologia/amenazas-que-acechan-a-los-ninos-a-traves-de-la-red/16553240

3 niños, víctimas de abuso al día en Medellín

“Los niños en esta ciudad tiene diez veces más posibilidades de ser víctimas de abuso sexual, que de otro delito, como homicidio, desaparición, reclutamiento ilícito o violencia intrafamiliar”, dijo Guillermo Durán, Personero de Medellín.

Esto hace parte de un informe del Ministerio Público, en lo corrido del 2016 se han denunciado ante la Fiscalía 159 casos de violencia sexual en contra de menores de edad y en los últimos tres años se han reportado 947 casos anuales de violencia sexual, es decir, en promedio tres niños son abusados diariamente.

Lo más preocupante, señaló Durán, es que en el 73 por ciento de los casos que son denunciados, el abusador es un familiar del menor o amigo cercano.

Sigue leyendo en la fuente original
Fuente El tiempo.com

http://www.eltiempo.com/politica/justicia/cifras-de-casos-de-violencia-sexual-en-2015/16665099

Ocho de cada diez víctimas de violencia sexual fueron niños y jóvenes

Cada día del año pasado, más de 60 víctimas de ataques sexuales fueron atendidas por el Instituto Nacional de Medicina Legal. Fueron, en total, 22.155 casos, 1.046 más que en todo el 2014.

Las estadísticas de ese delito fueron de las pocas que crecieron en el país el año pasado. El informe ‘Forensis’, publicado esta semana, revela un desolador panorama en esta materia. Al menos 2.500 víctimas eran menores de cuatro años. Por cada niño, hay cuatro niñas atacadas por los depredadores.

En total, 18.876 mujeres y 3.279 hombres fueron atendidos por el Instituto. La edad promedio de las víctimas es de 12 años, pero se trata de un drama que no respeta edades. Así, hay un creciente número de denuncias de personas de la tercera edad que han llegado a Medicina Legal por agresiones sexuales. Los registros hablan de 48 víctimas de abuso o violación a personas mayores de 65 años; 14 de ellas tenían más de 80. (Lea también: El domingo es el día más violento en Colombia, según Medicina Legal)

Sigue leyendo en la fuente original

Fuente El tiempo.com

http://www.eltiempo.com/politica/justicia/cifras-de-casos-de-violencia-sexual-en-2015/16665099